ETICA Y MORAL

CONCEPTOS Y DEFINICIONES

Comenzar a definir es ya delimitar o reducir una realidad a un término o concepto. Para el caso de la ética y la moral, es algo un poco atrevido querer si quiera definir. Sin embargo, se puede comenzar por algo.
Inicialmente, la Real academia de la Lengua España dice al respecto:

ETICA:

Parte de la filosofía que trata de la moral y de las obligaciones del hombre. Conjunto de normas morales que rigen la conducta humana

MORAL:

Perteneciente o relativo a las acciones o caracteres de las personas, desde el punto de vista de la bondad o malicia. // Que no pertenece al campo de los sentidos, por ser de la apreciación del entendimiento o de la conciencia. // Ciencia que trata del bien en general, y de las acciones humanas en orden a su bondad o malicia.

Para hacer un recorrido más a fondo se solicita introducirse en definiciones de corte especial, es decir, basado en especialistas, para ello, se evocan los siguientes autores que la definen, así:

ETICA:
“El término ética, deriva del ethos que significa ‘costumbre’ y, por ello, se ha definido con frecuencia como la doctrina de las costumbres, sobre todo en las direcciones empiristas… en la evolución posterior del sentido del vocablo, lo ético se ha identificado cada vez más con lo moral, y la ética ha llegado a significar la ciencia que se ocupa de los objetos morales en todas sus formas, la filosofía moral” (FERRATER, Mora, “Diccionario de Filosofía”, tomo e-j, Ed. Ariel S.A., Barcelona, 2001, pp. 1141-1142).

MORAL:
“En algunas lenguas, y en español entre ellas, lo moral se opone a lo físico, y de ahí que las ciencias morales comprendan, en oposición a las ciencias naturales, todo lo que no es puramente físico en el hombre (la historia, la política, el arte, etc.), es decir, todo lo que corresponde
a las producciones del espíritu subjetivo y aun el espíritu subjetivo
mismo. Las ciencias morales o, como tradicionalmente se las llama,
ciencias morales y políticas, comprenden entonces los mismos temas y
objetos que las ciencias del espíritu, sobre todo cuando éstas se entienden como ciencias del espíritu objetivo y de su relación con el subjetivo, excluyéndose con frecuencia ese saber del espíritu subjetivo o psicología, que es considerado como otro tipo de ciencia. En ocasiones se opone también lo moral a lo intelectual para significar aquello que corresponde al sentimiento y no a la inteligencia o al intelecto. Y, finalmente, lo moral se opone comunmente a lo inmoral y a lo amoral en cuanto lo que se halla insertado en el orbe ético se opone a lo que se enfrenta con este orbe o permanece indiferente ante él. Lo moral es en tal
caso lo que se somete a un valor, en tanto que lo inmoral y lo amoral son,
respectivamente, lo que se opone a todo valor y lo que es indiferente al
valor”. (FERRATER, Mora, “Diccionario de Filosofía”, tomo k-p, Ed. Ariel S.A., Barcelona, 2001, pp. 2460-2461).

1 Comentario »

  1. Thank you for sharing your info. I really appreciate your efforts and I
    am waiting for your next post thank you once again.

    Comentario por Bedhead Ric Rac Sateen Pajamas — 1 julio 2013 @ 2:37 pm


RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El tema Shocking Blue Green. Blog de WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: